Pan dulce de dátiles y bacón

En casa siempre tiene que haber algo dulce para desayunar, pueden ser galletas, bizcochos, magdalenas o cualquier pan que sea perfecto para untar con mantequilla y mermelada. Dicho esto, comprenderás que recetas como la de hoy suelen pasearse por mi cocina muy a menudo.

El pan que te enseñaré hoy es uno de tantos que leudan en horno, es decir, que no es necesario dejar reposar la masa para que el agente leudante se desarrolle. Para ello se usa levadura química, bicarbonato de sodio y leche ácida –un sustituto del buttermilk anglosajón– y que ayuda al bicarbonato a liberar dióxido de carbono gracias a la fermentación que los ácidos producen en él.

Ingredientes:

PARA EL PAN:
150 g de bacón
60 ml de brandy
140 g de dátiles
180 ml de buttermilk o sustituto (250 ml de leche + 1 c.s. de zumo de limón)
490 g de harina
1/2 c.c. de sal
1/2 c.c. de levadura química
1/2 c.c. de bicarbonato de sodio
225 g de mantequilla en pomada
410 g de azúcar
4 huevos
Dátiles, hojas de menta seca y semillas de amapola para decorar

PARA LA CREMA CHANTILLY DE BRANDY:
500 ml de nata
5 c.s. de azúcar
Pizca de sal
60 ml de brandy

PARA DECORAR:
Dátiles en rama
Hojas de menta secas o frescas
Semillas de amapola

Se precalienta el horno a 180ºC.
Se engrasa y enharina un molde rectangular, o el molde que se haya elegido, para pan de molde o terrina y se cubre el fondo con papel de horno.

En una sartén se fríe el bacón hasta que esté dorado y crujiente. Se retira de la sartén con ayuda de una espumadera y se coloca sobre papel de cocina para absorber el exceso de grasa. Se añade el brandy a los dátiles y se dejan en remojo.

Si no se encuentra el buttermilk en el mercado se prepara el sustituto: se mezcla el limón con la leche y se deja reposar 10 minutos; pasados los 10 minutos se vuelve a mezclar y se miden los 180 ml de leche ácida que pide la receta  y se incorpora a los dátiles con brandy.

Se tamiza la harina con la sal, la levadura química y el bicarbonato de sodio por lo menos tres veces.  Se le añade el bacón frito y se mezcla rápidamente –este proceso se debe hacer unos segundos antes de incorporar la harina a la mantequilla batida-.
Con ayuda de una batidora se mezcla la mantequilla con el azúcar a la velocidad más alta hasta que tenga aspecto cremoso. Se incorpora un huevo y una vez que la masa lo haya absorbido se añade el siguiente, hasta completar los cuatro huevos. Finalmente se va incorporando la harina y la mezcla de dátiles, brandy y buttermilk –se recomienda alternar los ingredientes secos con los líquidos y agregar el siguiente hasta que el anterior haya sido absorbido por la masa.

Se rellena el molde que se ha preparado al principio -no más de 3/4 de la altura del molde- y se mete al horno de 30 a 45 minutos. Pasado el tiempo de cocción, se pincha en el centro del pan con ayuda de una brocheta y si sale limpia se podrá retirar del horno, de lo contrario, se dejará de tres a cinco minutos más antes de volver a repetir la prueba de la brocheta.

Se retira del horno y se deja reposar 10 minutos antes de proceder a desmoldar. Se deja enfriar completamente y se rocía con azúcar glasé por la parte de arriba.

PARA LA CREMA CHANTILLY:
Se monta la nata con el azúcar y cuando esté a punto de montarse se le añade el brandy y la pizca de sal. Se reserva en una manga pastelera en la nevera hasta que se vaya a usar.

PARA DECORAR:
Se decora con nata montada en el centro, unos dátiles en rama, hojas de menta seca y semillas de amapola.

Si vas a prepararlo para un desayuno, un brunch o una merienda, yo te recomiendo servirlo entero sobre una tabla de cortar, un buen cuchillo de sierra y el pan decorado con dátiles, nata montada, hojas de menta y semillas de amapola. También puedes hornearlo en moldes de muffins o cupcakes, decorarlos con la nata montada usando la boquilla que más te guste, medio dátil, una hoja de menta y semillas de amapola. A un lado del pan sirve siempre mermelada, mantequilla y un cuenco con crema Chantilly de brandy.

Puedes sustituir los dátiles por ciruelas pasas o por el fruto seco que más te guste. Despedimos el invierno con este pan de dátiles y bacón y cuyos ingredientes principales los uní en un pan recordando las tortas de chicharrón -típicas de muchas regiones españolas- y los dátiles típicos del sur español. ¡Espero que lo disfrutes!.

13 comentarios el “Pan dulce de dátiles y bacón

  1. Nieves dice:

    wowwwwwwwwwww, me parece espectacular, además no parece complicado de hacer… es terriblemente tentador! Un beso

  2. Sin duda un trozo de ese pan…no faltaría tampoco en casa, ahora no tengo pretexto.

    Delicia pura.

  3. alice dice:

    que pinta más maravillosa, gracias!!! yo me punto al reto de hacerla!

  4. Always beautiful photographs!

  5. iassakka dice:

    ¡¡Espectacular receta!!
    Qué bien, porque tenemos pendiente las amigas cocinicas juntarnos un día a hacer panes. ¡Esta receta no puede faltar! 🙂
    Gracias!

    • Pues esta muy bueno. Yo lo suelo dejar en la nevera y luego por las mañanas me corto rebanadas no muy gruesas y las pongo en el tostador, luego un poco mantequilla y vamos está de muerte🙂. ¡El yogur espeso le vendría de muerte !

  6. Lorena dice:

    Me encanta la presentación, el color del pan y la combinación de sabores.
    Que bueno la aclaración que has hecho de como hacer la buttermik. Me viene genial!
    Que tengas un bonito fin de semana
    BESITOs

  7. Sara Reyes dice:

    Yo voy a probar a hacer la receta para un examen en el que me toca hacer pan , asi que espero que a mi profesora y mis compañeros les guste cuando lo prueben. Ya te contaré que les parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s